Educar a los jóvenes para afrontar los retos personales y profesionales del siglo XXI

Me paso los días entre la cafetería de la facultad, la biblioteca y las clases. Este año acabaré la carrera. No tengo claro mi futuro. Solo oigo decir que los jóvenes se van del país para buscar oportunidades fuera. Suerte que tengo todo el apoyo de mi familia. ¡No te agobies! me dicen. En el fondo siento que yo no seré uno de ellos. Que encontraré la manera de demostrar que se puede contar conmigo. Qué vale la pena apostar por un joven como yo.

El es uno de los 670.100 jóvenes menores de veinticinco años que no tienen trabajo en España. Son el 46,5% de la población activa (según la EPA del mes de Septiembre). Un panorama desolador para un país con la generación más formada de la historia. ¿Qué tendrían que saber para adaptar sus perfiles curriculares a lo que demanda el mercado de trabajo?

EL NIVEL EDUCATIVO INCIDE DE MANERA CLARA EN LAS TASAS DE DESEMPLEO JUVENIL: A MAYOR NIVEL DE ESTUDIOS, MENOR DESEMPLEO Y, A MAYOR NIVEL DE ABANDONO DEL SISTEMA EDUCATIVO, EL QUE SE PRODUCE EN LAS FASES MÁS TEMPRANAS, MAYOR TASA DE DESEMPLEO.

Algunos datos para entender el paro juvenil en España

Si analizamos el informe elaborado por la Fundación BBVA sobre “la formación y el empleo de los jóvenes españoles: trayectoria reciente y escenarios futuros, 2015“, podemos destacar los siguientes datos:

  • Por sexo la distribución del paro registrado en septiembre es 50,5% varones y 49,5% mujeres.
  • La tasa de desempleo es 12 puntos mayor que la media entre los jóvenes de 16 y 34 años.
  • El abandono de estudios está ligado a la tasa de desempleo, aumentando entre aquellos que abandonan antes el sistema educativo.
  • Por el contrario, la población ocupada aumenta entre el colectivo de mayor nivel de estudios.

Por tanto, una primera conclusión nos dice que el nivel educativo incide de manera clara en las tasas de desempleo juvenil: a mayor nivel de estudios, menor desempleo y, a mayor nivel de abandono del sistema educativo, el que se produce en las fases más tempranas, mayor tasa de desempleo.

En qué competencias se debería enfocar la formación de los jóvenes

Según el último informe del World Economic Forum, publicado en Marzo de 2016 (New Vision for Education: Fostering Social and Emotional Learning Through Technology), existen 21 habilidades clave que los jóvenes necesitarán para afrontar los retos personales y profesionales en este siglo. Estas están agrupadas en tres categorías:

  • Habilidades fundamentales: la manera en la que los jóvenes aplican sus habilidades en las tareas del día a día.
  • Competencias: cómo los jóvenes afrontan retos complejos.
  • Cualidades relacionadas con el carácter: cómo los jóvenes afrontan los cambios en el entorno.

cualidades-requeridas-a-los-jovenes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las habilidades que se requieren para cada una de estas categorías son las siguientes:

Habilidades fundamentales

  • Habilidades del lenguaje.
  • Habilidades numéricas.
  • Habilidades científicas.
  • Habilidades tecnológicas.
  • Habilidades financieras.
  • Habilidades culturales y cívicas.

Competencias

  • Habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas
  • Habilidades creativas.
  • Habilidades de comunicación.
  • Habilidades de colaboración.

Cualidades relacionadas con el carácter

  • Curiosidad.
  • Iniciativa.
  • Persistencia.
  • Adaptabilidad.
  • Liderazgo.
  • Conciencia social y cultural.

Estás habilidades deberían desarrollarse durante el paso de los jóvenes por el sistema educativo. Pero también durante el resto de la vida. La formación hoy no se entiende quede suscrita a los años que uno pasa en la escuela o la universidad. El aprendizaje ha de ser continuado a lo largo de la vida.

TODOS LOS AGENTES IMPLICADOS TENEMOS UNA RESPONSABILIDAD. DESDE UN NIVEL MICRO, QUE ARRANCA EN EL PROPIO JOVEN, A UN NIVEL MACRO EN LA SOCIEDAD, ALCANZANDO LAS ESTRUCTURAS, POLÍTICAS Y SISTEMAS.

El reto es de todos los agentes sociales

Ante la educación de los jóvenes para los retos personales y profesionales que tendrán que enfrentar a lo largo de su vida, todos los agentes implicados tenemos una responsabilidad. Desde un nivel micro, que arranca en el propio joven, a un nivel macro en la sociedad, alcanzando las estructuras, políticas y sistemas.

ecosistema-sel

 

 

A nivel interpersonal: el papel importantísimo que juegan el entorno más próximo al joven, sus propios iguales, padres, profesores, vecinos (cada vez más alejados por el proceso de individualización social) y otros servicios que les proveen de formación.

A nivel de comunidad: mediante una oferta amplia de productos y servicios a través de los que los jóvenes se nutren de información y de formación que incide en su desarrollo. Debemos tener en cuenta la influencia cada vez mayor de la tecnología y del consumo de contenidos a través de medios tecnológicos. Las redes sociales han desplazado a la propia televisión, en concreto el consumo de contenidos a través de youtube, y hoy, el 63% de los jóvenes incluso aseguran haber tomado acciones de compra de contenidos a través de este medio.

A nivel institucional: los centros educativos, los desarrolladores de tecnología, investigadores e inversores. Todos ellos han de tener conciencia del impacto de sus acciones, en sus respectivas áreas de actividad, en la educación de los jóvenes.

A nivel de estructuras, políticas y sistemas: donde el gobierno y el parlamento con sus políticas tienen una responsabilidad clara. Han de mirar al largo plazo y no a cómo arañar un puñado de votos de aquellos afines a sus ideologías. También las empresas y las ONG’s han de alinearse con una visión compartida de hacia dónde se ha de enfocar la educación de los jóvenes, desde las edades más tempranas, hasta su educación continuada a lo largo de su vida profesional.

ESPERAMOS QUE LAS EMPRESAS ENCUENTREN EN GROWPATH UN VEHÍCULO PARA CANALIZAR Y EXPRESAR SU RSC, UNA MANERA DE CONSTRUIR UNA CULTURA DE SOLIDARIDAD EN LA ORGANIZACIÓN Y UNA FORMA DE DETECTAR TALENTO JOVEN A TRAVÉS DE SUS TUTORES.

Growpath: una oportunidad para impactar en el desarrollo de jóvenes, su orientación profesional y su inserción laboral

La tecnología va a ser una pieza clave en el futuro de la educación reglada y no reglada o continuada de los jóvenes. Las empresas y entidades sociales tienen una oportunidad de incidir positivamente en ello. De implicarse activamente en convertirse en parte de la solución del problema del desempleo juvenil.

Growpath está trabajando en ello. En ofrecer una plataforma tecnológica que permita el acceso de los jóvenes desempleados a recursos y contenidos valiosos para su inserción laboral. Así como a expertos, coaches y tutores de empresas que les den orientación profesional. Con ello, mantener a empresas y agentes sociales unidos en un trabajo conjunto por la erradicación del desempleo juvenil en nuestro país.

La participación de growpath en el programa B-Challenge, impulsado por la aceleradora Sip2B nos ha dado la oportunidad de acercarnos a la problemática y al reto de la orientación vocacional y la inserción laboral de los jóvenes. Al final de la primera fase de este proceso, el equipo de growpath ha definido el modelo de negocio que permitirá vincular a las empresas y a sus tutores, jóvenes voluntarios que trabajan en estas y que asesorarán a otros jóvenes desempleados acerca de lo que sus empresas y en los sectores en los que operan, están demandando: las competencias requeridas y su evolución a lo largo del tiempo. El equipo se rodeará, además, de coaches profesionales que den soporte y acompañen en este proceso.

investment-it

 

 

 

La gran novedad que aporta growpath es la tecnología. Una plataforma testada en el mundo corporativo para desarrollar las capacidades que anteriormente hemos descrito, poniendo el acento en las habilidades sociales y emocionales que los jóvenes necesitan para acceder al mundo laboral. En la imagen que precede este texto puede apreciarse la importancia que la tecnología tiene a la hora de procurar contenido multimedia para la formación y desarrollo del colectivo al que nos dirigimos. Un colectivo habituado a acceder a contenido digital a través de su smartphone, con el que va literalmente pegado a todas partes y le conecta con el mundo.

Esperamos con ello contribuir de manera decida y convertirnos, nosotros también, en parte de la solución y dejar de ser parte del problema. Al menos, con ello queremos dejar de mirar hacia otro lado y unirnos a quienes están cada día trabajando por ello. Esperamos, además, que las empresas que encuentran en growpath una manera de ofrecer recursos y contenidos a sus empleados para su desarrollo, encuentren también un vehículo para canalizar y expresar su RSC convirtiéndose en parte de la solución de uno de los problemas más importantes de la sociedad, una manera de construir una cultura de solidaridad en la organización y una forma de detectar talento joven a través de sus tutores.